← Volver al blog

8 consejos para viajar de forma más sostenible

2 Jun 2022 14 MIN READ

Presentado por TravelPerk, la mejor plataforma de viajes de negocios.

>
Home>Recursos>Blog>8 consejos para viajar de forma más sostenible
8 consejos para viajar de forma más sostenible

Después de la pandemia, es normal que muchos de nosotros estemos locos por volver a viajar. En lo personal, muchos de nosotros sentimos la necesidad de un cambio de escenario. A nivel profesional, las empresas han visto los efectos del confinamiento en sus negocios. En una encuesta realizada en 2021, el 49 % de los encuestados afirmaron sentir agotamiento y el 53 % de los empleados consideraban que volver a las reuniones presenciales era crucial para la supervivencia de su sector.

Sin embargo, dado que los efectos del cambio climático son cada vez más evidentes, existe una presión justificada para que todos seamos más conscientes de nuestra huella de carbono. En la actualidad, los viajes sostenibles están recibiendo mucha atención por parte de individuos y organizaciones. Entonces, ¿cómo podemos estar más comprometidos con el medioambiente y elegir opciones que apoyen a la población local, protejan los ecosistemas y reduzcan los efectos negativos que los viajes pueden provocar?

A continuación, te proponemos 8 consejos y trucos para viajar de forma sostenible que todos podemos emplear de modo que nos convirtamos en viajeros más responsables y garanticemos que nuestros itinerarios sean más respetuosos con el medioambiente. ¡Vamos allá!

las-10 mejores-experiencias-de-wifi-en-aviones-para-quienes-viajan-por-trabajo

1. Entiende tus hábitos de viaje

Entender tus hábitos de viaje y el efecto que tienen en el medioambiente es una gran manera de alcanzar tus objetivos de reducción de emisiones. Un servicio como GreenPerk API puede ayudarte a alcanzar tus objetivos de emisiones de carbono a partir de datos claros y transparentes. Por ejemplo, puede ayudarte a desglosar las emisiones de carbono de cada uno de tus proveedores para que puedas elegir la ruta más respetuosa con el medioambiente.

Una herramienta como esta también puede ayudarte a identificar cuáles son las rutas de vuelo que más carbono emiten. Esto puede proporcionarte ideas útiles sobre dónde encontrar opciones más respetuosas con el medioambiente. Por ejemplo, imagina que la mayoría de los viajes de negocios de tu empresa tienen lugar entre Londres y París y que la mayor parte de esos viajes se realizan en avión. GreenPerk API puede ayudarte a detectar eso para que puedas cambiar los vuelos por viajes en tren Eurostar y reducir la huella de carbono de tus viajes hasta en un 75 %.

Si se quiere viajar de forma más sostenible, es fundamental contar con información y datos fiables. Con esta información, puedes empezar a aplicar políticas de viajes más ecológicas que sean fáciles de cumplir y que contribuyan positivamente a los objetivos de reducción de emisiones de tu empresa.

2. Compensa tu huella de carbono

A veces no hay más remedio que coger un avión. Sin embargo, puedes hacer algunas cosas para ser un viajero más sostenible, si es que vas en avión. La compensación de emisiones de carbono es una forma de conseguirlo, ya que contrarresta tu actividad inicial de producción de carbono y la hace más «neutra en carbono». No obstante, la compensación de carbono es lo segundo que debes hacer en tu transición hacia los viajes sostenibles. Si bien la compensación de carbono es una forma de ayudar a mitigar los efectos que tienen tus viajes sobre el medioambiente, no es una solución a largo plazo para las empresas.

La compensación de emisiones de carbono funciona de la siguiente manera: se asigna un valor económico a cada tonelada métrica de carbono generada por una actividad. Aquí entran en juego los «mercados de carbono» y el proceso genera créditos que los individuos o las empresas pueden comprar para reducir sus emisiones.

Si quieres hacerlo tú mismo, el primer paso es calcular tu huella de carbono para determinar cuántas toneladas métricas tienes que compensar. Después, puedes encontrar una organización sin ánimo de lucro con un proyecto medioambiental que te gustaría apoyar y, mediante una donación, comprar los créditos de carbono que equivalgan al número de toneladas de C02 que te gustaría mitigar.

Sin embargo, puede ser complicado encontrar proyectos adecuados que apoyar y calcular tu huella de carbono. Por eso, muchas empresas optan por trabajar con una herramienta de gestión de viajes que pueda hacerlo por ellas. Nuestra solución GreenPerk, por ejemplo, funciona con programas con la certificación VERRA (estándar de carbono verificado) para garantizar que todos los desplazamientos sean eficientes. Hay muchas formas de marcar una gran diferencia, desde invertir en energía renovable en Turquía hasta capturar metano en Tailandia. Estos proyectos no solo son magníficos para el medioambiente, sino que también apoyan otros Objetivos de Desarrollo Sostenible clave.

3. Elige ubicaciones de bajo impacto

Tomar decisiones más ecológicas puede empezar por algo tan sencillo como el destino de los viajes. Si tu destino final no es inamovible, valora la posibilidad de elegir una opción más «local». Incluso una ciudad nueva o un parque nacional a pocas horas de distancia pueden ser el escenario perfecto para una escapada rápida o para un evento empresarial.

Si viajas en grupo para una reunión de negocios o para una escapada de empresa, intenta elegir un alojamiento que reduzca el kilometraje colectivo.

Otra cuestión a considerar es el tipo de ubicación. Algunas ciudades han recibido galardones por sus soluciones medioambientales. Algunos destinos ecológicos, como Liubliana, han sido elegidos como las ciudades más verdes gracias a sus iniciativas de ahorro de agua y de transporte público. Otras ciudades, como Ámsterdam, Copenhague o Helsinki, se están esforzando por alcanzar la neutralidad de carbono en los próximos años.

Si prefieres evitar las grandes ciudades, busca alojamientos u operadores turísticos que promuevan el ecoturismo y contrata a guías locales para sacarle el máximo partido a tu destino.

Mujer viajando en tren

4. Cambia los viajes en avión por el tren

Una de las formas más sencillas de reducir drásticamente las emisiones de carbono es elegir el tren en lugar de un vuelo de corta distancia. Algunos estudios realizados por la AEMA muestran que los viajes en tren generan una vigésima parte de las emisiones de carbono que produce un vuelo equivalente, lo que tal vez explique en gran medida por qué muchos países europeos están revolucionando el sector de los viajes mediante legislaciones orientadas a reducir los vuelos nacionales.

De hecho, un vuelo nacional emite, por ejemplo, unos 255 gramos de dióxido de carbono equivalente (Co2e) por pasajero y kilómetro. En cambio, un viaje nacional en tren solo emite 41 gramos de Co2e por pasajero y kilómetro.

En este gráfico se muestra el impacto que pueden tener los distintos medios de transporte:

Los trenes ofrecen más espacio y mejores vistas, por lo que optar por esta forma de viajar no solo puede suponer que el viaje sea más cómodo, sino que también puede ser más productivo si tienes un montón de correos electrónicos que responder o un informe que redactar. La próxima vez que estés valorando opciones, ¡no pases por alto las que no tienen alas!

5. Ve a pie y usa el transporte público o vehículos compartidos

A la hora de desplazarte por la ciudad que estés visitando, ya sea por negocios o por placer, la forma de circular que elijas puede tener un impacto medioambiental. Si existe esa posibilidad, utilizar el transporte público o los servicios de vehículos compartidos puede ser una excelente manera de reducir los efectos negativos de tus viajes. Reducir el número de vehículos no solo es más eficiente a nivel individual en términos de combustible, sino que también disminuye el tráfico y se tarda menos en hacer los trayectos.

De media, un vehículo emite unos 404 gramos de dióxido de carbono por cada kilómetro que recorre y genera anualmente unas 4,6 toneladas de emisiones. Como muestra el gráfico anterior, utilizar el transporte público puede reducir enormemente la huella de carbono. Optar por viajar en tren en lugar de conducir puede reducir el CO2 que generamos en un 80 %, pero incluso el uso compartido de coches o el tipo de coche que elijas puede afectar drásticamente a tu nivel de emisiones.

Un coche pequeño emite unos 111 g de carbono por kilómetro, mientras que un vehículo 4x4, más grande, generará 200 g en la misma distancia. Compartir el viaje con un solo pasajero más puede reducir a la mitad las emisiones por cada kilómetro.

La bicicleta o los desplazamientos a pie serán siempre el modo de transporte más respetuoso con el medioambiente en el caso de los viajes cortos o de media distancia. Ir a tu destino en bicicleta en lugar de subirte al coche puede reducir tus emisiones de carbono en un 75 %.

Cuando elijas el alojamiento para tu próximo viaje, plantéate la posibilidad de alojarte en los barrios más cercanos a tu itinerario previsto. Ir a pie o en bicicleta a tus actividades tiene beneficios adicionales para la salud, mientras que si coges autobuses, tranvías o trenes públicos te sentirás más integrado.

6. Súbete al carro de lo eléctrico

Tanto si quieres reservar un taxi (porque el transporte público no llega adonde tienes que ir) como si estás pensando en alquilar un coche, los vehículos eléctricos son una excelente opción ecológica para viajar. De hecho, las emisiones a lo largo de la vida útil de los vehículos eléctricos de tamaño medio que se matriculan hoy en día ya son entre un 66 y un 69 % inferiores a las de los coches de gasolina equivalentes en Europa y entre un 60 y un 68 % en Estados Unidos.

Además, se prevé que haya 300 millones de coches eléctricos en la carretera para 2030. Así que, ¿por qué no sumarse a esta tendencia desde el principio y utilizar coches eléctricos siempre que sea posible? Tanto si se trata de un viaje familiar por carretera como de un viaje de negocios entre distintas ciudades, hacer esto tendrá un impacto positivo en la reducción de tu propia huella de carbono en los viajes de placer y en los de trabajo.

Los servicios de reserva de vehículos, como Free Now y Uber, ofrecen a los usuarios opciones eléctricas que incluso se pueden pedir por adelantado si sabes cuándo necesitarás hacer uso de un vehículo. Pensar en el futuro y hacer estos pequeños cambios en tus hábitos de viaje tendrá un efecto significativo respecto a la sostenibilidad de tus viajes.

Las mejores aplicaciones de viaje para ayudar a los empleados a organizarse durante un viaje de negocios

7. No subestimes los pequeños gestos

Puede pasarse por alto fácilmente el impacto de los pequeños gestos, pero pueden convertirse en algo que de verdad tenga peso si un grupo se compromete a llevarlos a cabo de forma colectiva. Estos son algunos cambios sencillos que pueden introducir en sus rutinas quienes viajan por trabajo y que reducirán sus huellas de carbono:

  • No uses papel: ahorra recursos naturales y opta por enviar tus tarjetas de embarque y otros documentos por correo electrónico o mediante aplicaciones.
  • Sé consciente de tu consumo de agua: evita las duchas largas y que los hoteles cambien las sábanas y las toallas con más frecuencia de lo que lo harías en casa.
  • Ten en cuenta la eficiencia energética: apaga los electrodomésticos y procura no dejar encendidos el aire acondicionado o las luces cuando salgas de la habitación del hotel.
  • Viaja con poco equipaje: cuando vueles, lleva solo lo que necesites para el viaje; cuanto menos equipaje lleves, menos emisiones generarás.
  • Reduce, reutiliza, recicla: evita los plásticos de un solo uso siempre que sea posible. No uses bolsas de plástico, lleva tu propia botella de agua rellenable y pajitas reutilizables. Además, no te lleves los miniartículos de aseo del hotel y evitarás así generar más residuos de plástico.
  • No uses papel: ahorra recursos naturales y opta por enviar tus tarjetas de embarque y otros documentos por correo electrónico o mediante aplicaciones.
  • Sé consciente de tu consumo de agua: evita las duchas largas y que los hoteles cambien las sábanas y las toallas con más frecuencia de lo que lo harías en casa.
  • Ten en cuenta la eficiencia energética: apaga los electrodomésticos y procura no dejar encendidos el aire acondicionado o las luces cuando salgas de la habitación del hotel.
  • Viaja con poco equipaje: cuando vueles, lleva solo lo que necesites para el viaje; cuanto menos equipaje lleves, menos emisiones generarás.
  • Reduce, reutiliza, recicla: evita los plásticos de un solo uso siempre que sea posible. No uses bolsas de plástico, lleva tu propia botella de agua rellenable y pajitas reutilizables. Además, no te lleves los miniartículos de aseo del hotel y evitarás así generar más residuos de plástico.
  • No uses papel: ahorra recursos naturales y opta por enviar tus tarjetas de embarque y otros documentos por correo electrónico o mediante aplicaciones.
  • Sé consciente de tu consumo de agua: evita las duchas largas y que los hoteles cambien las sábanas y las toallas con más frecuencia de lo que lo harías en casa.
  • Ten en cuenta la eficiencia energética: apaga los electrodomésticos y procura no dejar encendidos el aire acondicionado o las luces cuando salgas de la habitación del hotel.
  • Viaja con poco equipaje: cuando vueles, lleva solo lo que necesites para el viaje; cuanto menos equipaje lleves, menos emisiones generarás.
  • Reduce, reutiliza, recicla: evita los plásticos de un solo uso siempre que sea posible. No uses bolsas de plástico, lleva tu propia botella de agua rellenable y pajitas reutilizables. Además, no te lleves los miniartículos de aseo del hotel y evitarás así generar más residuos de plástico.
  • No uses papel: ahorra recursos naturales y opta por enviar tus tarjetas de embarque y otros documentos por correo electrónico o mediante aplicaciones.
  • Sé consciente de tu consumo de agua: evita las duchas largas y que los hoteles cambien las sábanas y las toallas con más frecuencia de lo que lo harías en casa.
  • Ten en cuenta la eficiencia energética: apaga los electrodomésticos y procura no dejar encendidos el aire acondicionado o las luces cuando salgas de la habitación del hotel.
  • Viaja con poco equipaje: cuando vueles, lleva solo lo que necesites para el viaje; cuanto menos equipaje lleves, menos emisiones generarás.
  • Reduce, reutiliza, recicla: evita los plásticos de un solo uso siempre que sea posible. No uses bolsas de plástico, lleva tu propia botella de agua rellenable y pajitas reutilizables. Además, no te lleves los miniartículos de aseo del hotel y evitarás así generar más residuos de plástico.
producto de proximidad

8. Elige productos de proximidad

La producción de alimentos es otro de los principales responsables de las emisiones de gases de efecto invernadero. Por ejemplo, una ración de estofado de carne de ternera tiene el mismo impacto de carbono que conducir 22 kilómetros. Una manera que tienen los viajeros de contrarrestar estos efectos es apoyar a negocios de proximidad. El término «KM 0» se ha ido abriendo paso en la realidad actual a medida que los consumidores prefieren, cada vez más, comprar productos de comunidades locales en lugar de los importados de cualquier parte del mundo.

Este movimiento ha ido ganando fuerza en los últimos años y los restaurantes, cafeterías y bares de moda apoyan este acertado enfoque en términos de sostenibilidad. Una búsqueda rápida en Google puede mostrarte deliciosas opciones de KM 0 en tu destino que ahorrarán emisiones de carbono cruciales y te proporcionarán una experiencia de viaje más auténtica y una mejor percepción de la cultura local.

Elegir la compra de proximidad evita las emisiones generadas por el transporte y reduce la necesidad de conservantes o de otros métodos utilizados para mantener los alimentos frescos durante su transporte. Seleccionar proveedores de KM 0 protege, además, los ecosistemas regionales y apoya la biodiversidad. No solo eso, también crea puestos de trabajo y repercute positivamente en la economía local del lugar que que visitas.

Simplifica los viajes de negocios. Para siempre.

  • Observa nuestra plataforma en acción. TravelPerk, la plataforma en la que confían miles de empresas, simplifica los viajes de negocios, para gestionarlos con mayor flexibilidad, pleno control del gasto mediante cómodos informes y opciones para compensar la huella de carbono.
  • Encuentra cientos de recursos para todo lo relacionado con los viajes de negocios, desde consejos sobre cómo viajar de forma más sostenible hasta recomendaciones para crear una política de viajes corporativa y gestionar tus gastos. Nuestros libros electrónicos y las publicaciones del blog más recientes te ofrecen todo lo que necesitas.
  • No te pierdas nunca ninguna actualización. Mantente en contacto con nosotros a través de nuestras redes sociales para enterarte de los lanzamientos de productos más recientes, de los próximos eventos y de los artículos recién publicados.