← Volver al blog

Un cliente en el microscopio: Mambu y la gestión de una empresa responsable

5 Dic 2022 11 MINUTOS DE LECTURA

Presentado por TravelPerk, la mejor plataforma de viajes de negocios.

>
Home>Recursos>Blog>Un cliente en el microscopio: Mambu y la gestión de una empresa responsable
Un cliente en el microscopio: Mambu y la gestión de una empresa responsable

La sostenibilidad corporativa es una disciplina con una larga historia. Nos recuerda nuestra responsabilidad de mantener nuestro contrato social para operar e impulsa la innovación y la creatividad a la hora de convertir las empresas en fuerzas que promuevan el bien y también para resolver algunos de los desafíos actuales en términos de sostenibilidad. Es un tema fascinante en el que trabajar y nosotros hacemos todo lo posible para contribuir a obtener los resultados de sostenibilidad que todos queremos.

Anna Kratova, directora de Sostenibilidad de Mambu

En el mundo laboral se están dando diferentes cambios.La sostenibilidad representa uno de los retos y de las oportunidades más importantes de nuestro tiempo y las empresas tienen en sus manos el poder de impulsar un cambio positivo a través de lo que hacen y de cómo lo hacen. 

En TravelPerk, tenemos la suerte de trabajar con miles de empresas increíbles de todo el mundo.Muchas de ellas están avanzando hacia la construcción de un futuro sostenible a partir de sus modelos de negocio, sus valores, sus prácticas y sus actividades diarias. Queríamos saber más de Mambu, un proveedor de banca SaaS (software como servicio) en la nube que ayuda a los bancos a realizar la transición a un núcleo digital. Nos interesaba conocer más detalles sobre cómo están integrando la sostenibilidad en su negocio y por qué les funciona.

Mambu en el microscopio

Mambu fue fundada en 2011 por Frederik Pfisterer, Eugene Danilkis y Sofia Nunes, que inicialmente desarrollaron una infraestructura técnica para microfinanciadores en África. Durante un trabajo universitario sobre microcréditos, y tras ponerse en contacto con bancos de países africanos emergentes, los fundadores se dieron cuenta de que los sistemas operativos que utilizaban los bancos estaban obsoletos, o que no había tales sistemas, o que eran demasiado complejos para los microcréditos, lo que dificultaba la inclusión financiera. Decidieron llevar la banca a lugares donde no estaba disponible a través de medios tradicionales y lo que comenzó como un proyecto universitario se convirtió en la misión empresarial que sentó las bases para su negocio de hoy en día. 

Si avanzamos hasta hoy, Mambu es una empresa unicornio que ofrece grandes experiencias bancarias a millones de personas. Al proporcionar una plataforma bancaria moderna y en la nube, Mambu permite a los bancos y otras instituciones financieras crear productos y servicios bancarios que mejoran la vida financiera de las personas. Mambu se encuentra, además, en la intersección de la tecnología digital, la innovación y el sector financiero.

Aprovechando su amplio ecosistema de socios y sus capacidades técnicas, Mambu puede ayudar a desarrollar productos financieros sostenibles a medida para ayudar a los bancos a comprender mejor lo que están financiando, tomar medidas y dar lugar a mejores proyectos. Los servicios financieros sostenibles, como las cuentas de impacto, las hipotecas verdes, los préstamos verdes y las cuentas de ahorro verdes, se están convirtiendo en una demanda creciente de los consumidores, ya que el 75 % de las cuentas serán propiedad, en esta década, de una generación con una relación completamente diferente con el dinero.

Abordar el cambio climático dentro del sector bancario

Cuando se piensa en los sectores que emiten grandes cantidades de carbono, el bancario no suele estar en la lista.

Esto se debe a que solemos centrarnos en las emisiones de alcance 1 y alcance 2 e históricamente la banca ha estado fuera de ese debate. 

Recordatorio rápido:

Alcance 1: emisiones directas de los recursos controlados por la empresa, es decir, las emisiones como resultado directo de un conjunto específico de actividades.

Alcance 2: emisiones indirectas propias de la generación de energía comprada, como electricidad, vapor, calor y refrigeración.

Alcance 3: emisiones indirectas no propias vinculadas a las operaciones de una empresa.

Es cierto que las emisiones de los bancos pueden parecer bastante bajas si se piensa en ello. El volumen principal de estas emisiones procede de la energía necesaria para el funcionamiento de una oficina o para los viajes de empresa de los empleados. Pero las verdaderas emisiones dentro del sector bancario provienen de aquello que financian. ¿Qué propician con el dinero que dan? ¿Ese dinero se destina a actividades que apoyan al medioambiente o que lo perjudican? 

Este es el núcleo del debate en torno a las emisiones dentro de la banca y es un tema que empezó a plantearse hace apenas 3 o 4 años. Está directamente vinculado con uno de los puntos más débiles del sector: la falta de entendimiento y de conocimiento sobre cómo empezar a calcular los efectos y la huella de sus carteras de clientes. La automatización, la falta de herramientas, las metodologías inadecuadas y los datos masivos son solo algunos de los retos a los que se enfrenta el sector si se quiere resolver esta cuestión.

Ideas para convertirse en un negocio más sostenible

Cuando las empresas se enfrentan a la pregunta «¿por qué deberíamos molestarnos en ser sostenibles?», la respuesta es sencilla. Porque no habrá empresas en un planeta muerto. Por eso, el sector —de hecho, todos los sectores— tiene que dejar de lado esta cuestión y convertir los asuntos de sostenibilidad en un imperativo. Después de décadas de acciones voluntarias en materia de sostenibilidad, nos hemos quedado sin tiempo para deliberar sobre los argumentos de las empresas referentes a la sostenibilidad. Ahora estamos en un momento en el que ya es una cuestión de necesidad. 

Históricamente, ha habido líderes en sostenibilidad corporativa, tanto en los diferentes sectores como en empresas concretas, que han impulsado la sostenibilidad y la han integrado tan pronto como han podido en sus negocios, ya fuese por la presión de los consumidores o de las normativas, o por su liderazgo visionario. Sin embargo, el sector de las tecnologías financieras es relativamente un recién llegado en este tema y es ahora cuando empezamos a ver acciones de sostenibilidad. 

Mambu es un ejemplo de empresa de tecnología financiera que ha intentado integrar la sostenibilidad en su negocio desde el principio. ¿Qué lecciones puedes aplicar a tu negocio para seguir la huella (anticarbono) de Mambu?

Mantener el equilibrio adecuado

También en esto es importante mantener un equilibrio. A menudo, las empresas hablan de los efectos positivos y dejan prácticamente fuera del discurso los efectos negativos. En realidad, para muchas empresas, debería ser al revés. Se debería empezar por analizar los efectos negativos y desarrollar una estrategia para reducir dichos efectos. Esto es lo que hizo Mambu y eso fundamentó su hoja de ruta y su estrategia a corto, medio y largo plazo. 

Poner en valor el bienestar de los empleados

Permitir que los empleados tengan un impacto positivo fuera del trabajo diario es otro de los pilares de su labor de sostenibilidad. La idea es potenciar los efectos positivos. Los empleados reciben prestaciones, como un presupuesto para donaciones o tiempo libre para el voluntariado. Por ejemplo, desde principios de 2022, la empresa ha donado casi 200 000 euros a organizaciones benéficas que trabajan en diversas causas de impacto social y ha dedicado colectivamente más de 300 horas a actividades de voluntariado en la comunidad. 

Abordar la financiación sostenible y de impacto

Otra área importante y de interés para Mambu la encontramos en el contexto del sector bancario en general. Se centran en la financiación sostenible y de impacto, con el objetivo de ayudar al sector a convertir este tipo de soluciones en la norma y hacer que la transición hacia la sostenibilidad sea más rápida y fluida. La empresa hace mucho hincapié en la inclusión financiera como motor clave de su trabajo de financiación de impacto y está buscando formas de apoyarla más estructuralmente mediante compromisos de toda la organización. Esto conecta claramente con su principal valor empresarial y con su misión de hacer que la banca sea más accesible para aquellos que tradicionalmente no han podido acceder a ella.

Poner en práctica la visión de la sostenibilidad de Mambu

¿Qué tácticas aplicó Mambu para convertirse en un negocio sostenible?

  1. Completaron una autoevaluación exhaustiva de sostenibilidad
    El equipo de Mambu se miró largo y tendido en el espejo y analizó lo que estaban haciendo bien y, lo que es más importante, en qué podían mejorar. Se preguntaron: «¿Dónde estamos teniendo el impacto negativo más significativo? ¿Dónde podemos hacer la mayor contribución positiva?». Esto sentó las bases de toda su estrategia y de sus acciones posteriores y debería ser la base de cualquier empresa que se plantee cómo ser más sostenible. Sin esto, se avanzaría a ciegas o se desperdiciarían recursos empresariales en cambios incrementales.
  2. Incluir la sostenibilidad en los niveles directivos
    En Mambu, los ejecutivos y los directivos forman parte de un comité de sostenibilidad y de responsabilidad social corporativa. El hecho de que la sostenibilidad sea una cuestión clave en la agenda de los directivos es lo que hace que las iniciativas de Mambu dejen de ser iniciativas de reciclaje «que es bueno tener» y pasen a ser proyectos que realmente pueden dar frutos en términos de gestión de los efectos negativos y positivos.
  3. Centrarse en la concienciación y el aprendizaje
    Para Mambu, involucrar a su comunidad es una prioridad. ¿Cómo lo hacen? A través de un programa de sostenibilidad basado en la transparencia, que lleva a los empleados por el camino de la transformación respecto a la sostenibilidad, que aprovecha sus valores comunes y que los involucra en la toma de decisiones. 

¿Qué iniciativas específicas desarrolló Mambu para ponerse en marcha?

  • Introdujeron una política de sostenibilidad para la empresa
    Esta política estipula claramente el compromiso de la empresa con la sostenibilidad y la responsabilidad que cada nuevo compañero tendrá que asumir también durante su tiempo en Mambu. 
  • Se puso en marcha un centro de conocimiento sobre sostenibilidad
    Mambu han lanzado un curso de sostenibilidad para todos sus empleados, incluidos los de nivel ejecutivo; han creado un canal de Slack específico a modo de animado foro en el que todos comparten ideas y noticias de sostenibilidad y discuten decisiones e iniciativas; e incluso han abierto una extensa biblioteca sobre la materia. 
  • Desarrollaron un programa de incentivación de viajes verdes
    Al darse cuenta de que seguía habiendo una gran necesidad de que los compañeros se vean en persona, Mambu decidió buscar formas de incentivar las opciones respetuosas con el medioambiente en las zonas geográficas en las que sea factible. Con la ayuda de la API GreenPerk de TravelPerk, Mambu puede hacer un seguimiento de cómo viajan los empleados y sacar conclusiones sólidas sobre dónde pueden reducir la huella de carbono de los viajes y tomar medidas. Mambu admite que no van por buen camino para cumplir sus objetivos de reducción de viajes, ya que la gente trata de aprovechar al máximo el hecho de poder volver a reunirse en persona tras la pausa de dos años por el COVID.

    Sin embargo, están viendo un aumento relativo del 1,22 % en los viajes en tren desde la introducción de la política de viajes en enero de 2022 y ahora sus empleados toman 23 veces más el tren en sus trayectos entre Ámsterdam y Londres, que son la mayoría de sus viajes en Europa. Este es un ejemplo de cómo un incentivo fiscal interno y las acciones individuales pueden combinarse para obtener un resultado positivo.
  • Hacer el código más sostenible
    Como empresa basada en la nube, el código es protagonista absoluto de las operaciones de Mambu. Por eso la empresa pone tanto énfasis en el desarrollo de una hoja de ruta para asegurarse de que su forma de desarrollar código no derroche energía ni genere emisiones excesivas.

Todo lo que hacemos hoy tendrá su impacto mañana. Decidir dónde queremos trabajar, cómo queremos vivir y cómo consumimos tiene un efecto acumulado en nuestro futuro en común, para bien o para mal. Como «mambuvianos», nos sentimos orgullosos de formar parte de la solución, por lo que trabajamos continuamente para seguir modificando nuestra mentalidad y nuestras prácticas, siempre en torno en torno a la sostenibilidad

Eugene Danilkis - CEO & Co-founder de Mambu

Simplifica los viajes de negocios. Para siempre.

  • Observa nuestra plataforma en acción. TravelPerk, la plataforma en la que confían miles de empresas, simplifica los viajes de negocios, para gestionarlos con mayor flexibilidad, pleno control del gasto mediante cómodos informes y opciones para compensar la huella de carbono.
  • Encuentra cientos de recursos para todo lo relacionado con los viajes de negocios, desde consejos sobre cómo viajar de forma más sostenible hasta recomendaciones para crear una política de viajes corporativa y gestionar tus gastos. Nuestros libros electrónicos y las publicaciones del blog más recientes te ofrecen todo lo que necesitas.
  • No te pierdas nunca ninguna actualización. Mantente en contacto con nosotros a través de nuestras redes sociales para enterarte de los lanzamientos de productos más recientes, de los próximos eventos y de los artículos recién publicados.