← Volver al blog

¿Es la compensación de emisiones carbono la solución más eficaz para la sostenibilidad de las empresas?

3 May 2022 12 MIN READ

Presentado por TravelPerk, la mejor plataforma de viajes de negocios.

>
Home>Recursos>Blog>¿Es la compensación de emisiones carbono la solución más eficaz para la sostenibilidad de las empresas?
¿Es la compensación de emisiones carbono la solución más eficaz para la sostenibilidad de las empresas?

A medida que aumenta la presión para que las organizaciones se vuelvan más sostenibles, puede ser difícil saber cuál es la mejor manera de mitigar las emisiones de carbono de tu empresa. Con un mayor número de empresas que se comprometen a compensar su huella de CO₂, aumenta el debate sobre la eficacia de estas iniciativas.

Pero ¿es la compensación de carbono una herramienta eficaz para reducir los efectos negativos de tu empresa sobre el planeta? ¿Cómo saber si estás eligiendo la mejor solución de compensación de emisiones de carbono? ¿Este enfoque tiene alguna limitación?

¿Qué es la huella de carbono?

Desde la Revolución Industrial, la cantidad de dióxido de carbono (CO₂) presente en nuestra atmósfera se ha disparado. El dióxido de carbono es el principal responsable del efecto invernadero, el fenómeno que provoca el calentamiento global y, en última instancia, el cambio climático.

Gráfico de NOAA Climate.gov adaptado del original por el Dr. Howard Diamond (NOAA ARL). Datos de CO2 atmosférico de NOAA y ETHZ. Datos de emisiones de CO2 de Nuestro Mundo en Datos y del Proyecto Global de Carbono.

Lamentablemente, muchas de las actividades humana genera emisiones de carbono. Todo lo que hacemos contribuye a nuestra huella de carbono, desde los procesos industriales que fabrican nuestra ropa y nuestros aparatos hasta el consumo de carne o la calefacción de nuestras casas. La huella de carbono se mide en toneladas y es la cantidad total de gases de efecto invernadero que un individuo o una organización generan con sus actividades.

Por aportar un poco más de perspectiva, un ciudadano medio de la India genera 1,5 toneladas de CO₂ al año. Sin embargo, aunque estas cifras puedan ser abrumadoras, podemos tomar medidas para reducirlas rápidamente. Por ejemplo, por cada 1600 kilómetros recorridos con medios de transporte que no sean el avión, se ahorran 0,45 toneladas de CO₂, por lo que un gesto tan sencillo como cambiar el avión por el tren puede tener un efecto muy positivo, sobre todo si hablamos de viajeros frecuentes.

En teoría, la compensación de carbono funciona porque permite a cualquiera ser parte de los esfuerzos globales para mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero. Dado que el cambio climático es un asunto global, cualquier empresa o individuo puede contribuir a los sistemas de compensación y ayudar a reducir las emisiones de carbono, independientemente de su ubicación o circunstancias.

Entonces, ¿por qué a los ambientalistas no les convence la compensación de emisiones de carbono?

La compensación de carbono se enfrenta a toda una serie de críticas por parte de científicos y activistas, desde acusaciones de «ecopostureo» hasta el cómputo duplicado.

Inexactitudes y manipulación

La compensación suele ser objeto de escrutinio, ya que, en el pasado, el mercado del carbono ha estado plagado de incongruencias e inexactitudes. Los programas que se establecieron en los inicios de la compensación se sometieron a muy pocos controles, por lo que existe un acalorado debate sobre si esos resultados deben seguir computándose a efectos de los nuevos nuevos objetivos.

Tanto las empresas como los países pueden manipular las iniciativas de compensación. Ha habido casos en que se incentivó a las organizaciones a reducir sus emisiones y las empresas aumentaron deliberadamente su tasa de producción de carbono para recibir beneficios una vez que los niveles se reducían de nuevo.

vistas de la selva

Adicionalidad

Una de las críticas más importantes respecto a algunos programas de compensación de carbono es la adicionalidad. La idea detrás de este concepto es que si los proyectos de compensación financian actividades que ya se iban a realizar, no aportan un valor real respecto a la reducción de las emisiones de carbono. Los proyectos de eficiencia energética, como las iniciativas de energía eólica e hidroeléctrica, a menudo tienen más dificultades para demostrar la adicionalidad, ya que hay una serie de factores sociales, económicos y ecológicos en juego.

Continuidad

Las iniciativas de compensación de emisiones de carbono solo son eficaces si se prolongan en el tiempo. Si bien es más fácil garantizar la continuidad de soluciones industriales como la captura de metano o los proyectos de energías renovables, la cuestión se complica un poco más si hablamos de soluciones climáticas basadas en la naturaleza.

Por ejemplo, un gobierno podría permitir una iniciativa para transformar una zona de bosque en un parque nacional, pero el partido político que llegara después quizá revocase dicho plan al cabo de unos años. Al fin y al cabo, las iniciativas de plantación de árboles solo son eficaces en términos de reducción del carbono si las generaciones futuras no los talan. Además de la intervención humana, los devastadores incendios, cada vez más frecuentes, son otra amenaza para la eficacia de las iniciativas de reforestación.

Sobreestimación

El mercado de compensación de emisiones de carbono es aún relativamente nuevo y, por tanto, todavía hay mucho debate sobre cómo deben contabilizarse las reducciones. Se teme que el cómputo doble (o triple) —es decir, si varias partes interesadas atribuyen las mismas reducciones de carbono a sus objetivos individuales— podría socavar todo el mercado.

El recuento de emisiones sigue siendo un tema muy controvertido. Por ejemplo, la petición de Brasil de una mayor flexibilidad respecto al cómputo doble constituyó el principal punto de fricción en las negociaciones de la COP25 y provocó una controversia aún mayor en la COP26 del año pasado.

La sobreestimación de los resultados de un proyecto también podría causar problemas importantes. Por ejemplo, la preocupación por el cumplimiento de los principales objetivos de emisiones de carbono en Canadá surgió después de que se revelara que el Gobierno había sido demasiado ambicioso en sus cálculos.

Fugas

La noción de «fuga» pone de relieve el riesgo de que las iniciativas sobre emisiones de carbono se limiten a trasladar a otros ámbitos las prácticas que dañan el planeta. Por ejemplo, se decide proteger un bosque y las autoridades lo convierten en parque nacional. Imaginemos que la pérdida de ese hábitat hace que más personas tengan que desplazarse para encontrar trabajo, o que recurran a la tala ilegal para sobrevivir, o que la deforestación acabe con los árboles en otros lugares. Dicha «fuga» implica que el proyecto no sea una forma eficiente de compensar las emisiones de carbono.

Ecopostureo

En última instancia, una de las críticas más extendidas respecto a la compensación de emisiones tiene que ver con el hecho de que permite a las empresas y a los gobiernos tildar de ecológicas prácticas perjudiciales. Los activistas sostienen que algunas organizaciones utilizan la compensación como herramienta de marketing para dar una apariencia de conciencia ecológica, cuando en realidad se niegan a aplicar iniciativas más sustanciosas para reducir sus emisiones de CO₂.

Para obtener resultados sólidos, la compensación de emisiones de carbono es lo segundo que hay que hacer en el camino hacia la sostenibilidad

Cada vez es más evidente que queda poco tiempo para frenar los efectos de la crisis climática. Los efectos del calentamiento global están aumentando en cifras y en devastación, así que es más que probable que en poco tiempo se disparen las repercusiones sobre la gente y la economía.

A medida que los gobiernos intensifican sus políticas climáticas y la opinión pública clama por un cambio significativo, las empresas con prácticas no sostenibles se colocan, como no podía ser de otra manera, en el punto de mira. Las empresas que toman la delantera y realizan ya cambios sustanciales no solo se ganan a los clientes, sino que están preparando su negocio para el futuro.

plástico en el océano y un pequeño pez

Con el tiempo, las organizaciones que ignoren los llamamientos para alcanzar las emisiones «cero neto», se darán cuenta de que su enfoque es menos rentable a largo plazo. Sobre todo cuando los gobiernos apliquen más regulaciones de carácter ecológico.

Repasa nuestra lista de 8 empresas ejemplares que reducen su huella de carbono con iniciativas de gran impacto.

Conscientes de que el «ecopostureo» ha obstaculizado el progreso en el pasado, los clientes quieren que sus minoristas favoritos se comprometan con un cambio real. Lamentablemente, depender de la compensación de carbono ya no es un enfoque viable para alcanzar las emisiones «cero neto». Hoy en día, la compensación se considera un requisito mínimo, pero también es la manera que tienen de escurrir el bulto esas marcas cuyo marketing gira en torno a un supuesto entusiasmo por la protección del medioambiente.

Llevar a cabo una auditoría honesta de tus emisiones —desde la cadena de suministro hasta los viajes de empresa— y hacer cambios contrastables para reducir tu huella de carbono puede ayudarte a atraer clientes y tener un efecto positivo en el planeta. Pero esto no significa que los proyectos de compensación de carbono no sirvan para nada.

Los créditos de carbono resultan de bastante ayuda mientras se avanza hacia una neutralidad de carbono más significativa y mitigan las emisiones inevitables.

Mientras tanto, ¿cómo elegir una solución de eliminación de carbono de alta calidad?

Mientras diseñas la implementación de cambios más significativos, o si se trata de mitigar las emisiones inevitables, es importante elegir una iniciativa que realmente marque la diferencia. Para estar seguros de la eficacia de un proyecto de compensación de emisiones de carbono, conviene abordar las cuestiones que mencionábamos antes. En primer lugar, a la hora de seleccionar una iniciativa, hay que tener en cuenta si ofrece una solución que no vaya a quedar obsoleta.

Antiguamente, los programas de compensación utilizaban la reforestación como sumideros de carbono. Pero el tiempo ha demostrado que los bosques pueden estar sujetos a los caprichos de los políticos y pueden sufrir (cada vez más) incendios forestales.

En consecuencia, los científicos están explorando diferentes métodos para absorber nuestras emisiones de carbono, como por ejemplo su conversión en rocas. Si bien esta tecnología es nueva y es cara en comparación con otras soluciones, los beneficios a largo plazo podrían convertirla en la opción más eficiente.

Como hemos visto, otro factor clave en la compensación de carbono es la adicionalidad. Para sortear este problema, es vital encontrar un proyecto que se comprometa a un seguimiento riguroso, a una auditoría periódica y a un cómputo transparente de los resultados.

La tercera consideración que abordar es el cómputo doble. ¿El programa que estás planteándote adoptar opera en un país que incluye en sus propios objetivos las reducciones de emisiones que se venden a otros usuarios?

La última pieza del puzle que hay que destacar es la fuga. ¿El proyecto impulsa prácticas poco respetuosas con el medioambiente en otros lugares? ¿Apoya otros objetivos de sostenibilidad, como la creación de puestos de trabajo, que probablemente reforzarán su capacidad de eliminación de emisiones de carbono?

Puede no ser fácil saber por dónde empezar cuando se trata de buscar una iniciativa que cumpla todos estos requisitos. Lo mejor para empezar son las juntas de certificación, que contarán con una lista de programas de confianza que podrás estudiar.

hábitat natural del avestruz

¿Qué certificaciones debo buscar?

¿Cómo asegurarse de que los proyectos que se seleccionan marcan de verdad la diferencia? Existen varias juntas de certificación que regulan los créditos de compensación de carbono para garantizar que cumplen ciertas normas en cuanto a su aplicación y a la metodología para evaluar los resultados. Estos proyectos de reducción de carbono suelen permitir que los visitantes puedan ver en persona el trabajo que hacen. Aunque una visita no sea lo mejor para reducir la huella de carbono, elegir un programa de compensación de carbono que abogue por la transparencia es un acierto.

Las certificaciones más reconocidas son:

  • VERRA
  • The Gold Standard
  • Green-e
  • Plan Vivo
  • Climate Action Reserve
  • The Climate, Community Biodiversity Alliance
  • The American Carbon Registry

A la hora de elegir un proyecto de compensación de emisiones de carbono que apoyar, conviene comprobar si ha recibido el sello de aprobación de una de estas certificaciones, ya que es la manera más sencilla de asegurarse de que las contribuciones van a parar a las manos adecuadas.

¿Cuáles son los diferentes tipos de proyectos de sostenibilidad en los que puede invertir mi empresa?

Los programas de compensación de emisiones de carbono han evolucionado mucho. Hoy en día, las empresas tienen muchas opciones y no todo se reduce a plantar árboles para mitigar sus emisiones.

Restauración de hábitats

Este enfoque relacionado con la naturaleza solía girar en torno a iniciativas de reforestación, como los reputados proyectos forestales de REDD+ de Camboya. Pero ahora las actividades se han ampliado para proteger o regenerar otros ecosistemas que también absorben grandes cantidades de carbono. La restauración de hábitats como humedales y manglares puede ayudar a reducir las emisiones de carbono. Además, se propicia el incremento de las poblaciones de fauna y flora silvestres y se previenen las inundaciones en aquellas zonas bajas vulnerables.

Captura de metano y carbono

Las emisiones de metano han provocado una cuarta parte del aumento de la temperatura global. Iniciativas como el programa de biogás de Tailandia abordan este problema capturando el metano que se genera en la fábrica de Palm Pol y refinándolo para convertirlo en combustible. Como hemos visto, otros proyectos que toman las emisiones capturadas y las convierten en roca. También los hay de naturaleza más agrícola; en su caso, pretenden reducir las emisiones de metano incorporando un tipo específico de algas marinas a la dieta del ganado.

Simplifica los viajes de negocios. Para siempre.

  • Observa nuestra plataforma en acción. TravelPerk, la plataforma en la que confían miles de empresas, simplifica los viajes de negocios, para gestionarlos con mayor flexibilidad, pleno control del gasto mediante cómodos informes y opciones para compensar la huella de carbono.
  • Encuentra cientos de recursos para todo lo relacionado con los viajes de negocios, desde consejos sobre cómo viajar de forma más sostenible hasta recomendaciones para crear una política de viajes corporativa y gestionar tus gastos. Nuestros libros electrónicos y las publicaciones del blog más recientes te ofrecen todo lo que necesitas.
  • No te pierdas nunca ninguna actualización. Mantente en contacto con nosotros a través de nuestras redes sociales para enterarte de los lanzamientos de productos más recientes, de los próximos eventos y de los artículos recién publicados.