Advert icon
← Volver al blog

Mercados de carbono: ¿quién fija el precio de la compensación de carbono?

28 Mar 2022 15 MIN READ

Presentado por TravelPerk, la mejor plataforma de viajes de negocios.

>
Home>Recursos>Blog>Mercados de carbono: ¿quién fija el precio de la compensación de carbono?
Mercados de carbono: ¿quién fija el precio de la compensación de carbono?

A medida que se acerca la fecha límite para los Objetivos de Desarrollo Sostenible, los responsables políticos han estado ideando nuevos mecanismos para acelerar las reducciones de emisiones a escala internacional. En la reunión de la COP26 celebrada el año pasado en Glasgow, las naciones siguieron elaborando planes para los mercados globales de carbono que podrían revolucionar la forma en que las empresas y países enteros compensan sus emisiones. 

Entonces, ¿qué son los mercados de comercio de carbono y cómo contribuyen a la lucha contra el cambio climático? ¿En qué se diferencian los mercados de carbono de los programas tradicionales de compensación de carbono? ¿Quién determina el precio de los créditos de carbono y cuáles son las ventajas y desventajas de este enfoque? 

En esta guía, nuestro objetivo es responder a todas estas preguntas. Así que empecemos por explorar el contexto más amplio.

¿Cómo encaja la compensación de carbono en el contexto más amplio del cambio climático?

Los gases de efecto invernadero, o GEI, ayudan a regular la temperatura del planeta. Se encargan de absorber el calor y de reflejarlo para que vuelva a la Tierra. Sin embargo, debido al aumento de las emisiones de GEI, ahora tenemos demasiado de este efecto invernadero natural. 

Pese a que los GEI se encuentran de forma natural, el gran aumento de las emisiones de CO₂eq desde la revolución industrial ha contribuido a que la temperatura global haya aumentado un grado desde 1880. Aunque un grado pueda parecer poco, ya estamos presenciando los efectos del calentamiento global. 

En 2015, las Naciones Unidas reunieron a los líderes con el fin de debatir sobre un nuevo acuerdo climático para actuar como sucesor del Protocolo de Kioto. En las páginas del llamado Acuerdo de París, los responsables políticos se propusieron establecer soluciones valientes para el calentamiento global, abordando la emisión del gas de efecto invernadero más prolífico: el dióxido de carbono. 

El dióxido de carbono tiene algunos de los efectos más perjudiciales para el medioambiente y es el gas de efecto invernadero que más emite el ser humano. En sus esfuerzos por hacer frente al cambio climático, en el artículo 6 del Acuerdo de París se esbozaron tres estrategias que los países podían firmar para cooperar en la reducción de las emisiones de carbono y los efectos del calentamiento global. 

Dos enfoques se basaron en el establecimiento de mercados de carbono y el tercero, aunque menos definido, permitió un marco de cooperación alejado del comercio, más afín a los programas tradicionales de desarrollo internacional.

C02 light switches

¿Qué son los mercados de carbono?

Hasta la fecha, el compromiso con los programas de compensación de carbono se ha presentado de dos formas. La primera es un mercado de cumplimiento en el que las empresas compran créditos de carbono para evitar superar los límites de emisiones de GEI que han instigado gobiernos como el de Australia o uniones políticas como la UE. La segunda es un mercado voluntario de carbono en el que las empresas que no están sujetas a ninguna legislación aún pueden demostrar su compromiso con la sostenibilidad firmando para apoyar programas voluntarios de compensación de carbono.

El Acuerdo de París buscaba ampliar estos modelos y establecer nuevos sistemas para fomentar mayores iniciativas de reducción de carbono. Al crear un mecanismo donde una tonelada de CO₂eq se pueda mercantilizar, los países del mundo en desarrollo pueden establecer programas que moneticen la reducción de las emisiones de carbono a la vez que apoyan otros objetivos clave de desarrollo. Los países desarrollados pueden invertir en estos programas y compensar o mitigar sus emisiones. 

El primero de los planes descritos en el artículo 6 permitiría a las naciones que superaran sus objetivos de emisiones intercambiar créditos de carbono con los países que luchan por cumplir sus objetivos de reducción. El segundo preveía un mercado de carbono en el que los programas de reducción de emisiones podrían convertir sus esfuerzos en créditos que las entidades privadas y públicas podrían comprar para compensar su huella de carbono. Las iniciativas ecológicas, como los parques eólicos, la captura de metano o las plantas de energía solar, podrían vender estas compensaciones de carbono a empresas o gobiernos para ayudarlos a reducir sus emisiones y alcanzar los objetivos.  

El concepto de mercado de carbono se basa en la noción de que, sin ellos, las entidades del sector público y privado no se comprometerían con estos esfuerzos ecológicos al mismo nivel. Dado que la compra de créditos de carbono es mucho más barata que revolucionar las operaciones de una empresa o hacer frente a las emisiones nacionales, la esperanza es que los mercados puedan aumentar el número de iniciativas ecológicas en todo el mundo.

wind turbines field

Ya se han llevado a cabo estrategias similares que entran en el ámbito del mercado de cumplimiento de compensación de carbono en regiones específicas o para industrias concretas. En Estados Unidos, por ejemplo, California ha establecido un programa de límites máximos y comercio para ayudar a cumplir con los objetivos estatales de emisiones de gases de efecto invernadero. En julio del año pasado, China puso en marcha su estrategia para reducir la huella de carbono de más de 2000 centrales eléctricas, responsables del 40 % de las emisiones nacionales de dióxido de carbono

Sin embargo, la red de comercio de carbono más consolidada es el régimen de comercio de derechos de emisión de la Unión Europea. El régimen de comercio de derechos de emisión de la UE (RCDE UE) se estableció en 2005 para obligar a las fábricas, centrales eléctricas y aerolíneas que vuelan dentro de Europa a comprar créditos de carbono para sus operaciones. Diseñada para incentivar a las organizaciones a reducir sus emisiones, la Unión Europea planea ampliar la cobertura del RCDE para 2026 e instalar impuestos sobre el carbono en las fronteras

Pero, ¿cómo se establecen los precios de los créditos de carbono?

¿Cómo funciona el precio del carbono?

Precios del carbono en el mercado voluntario de carbono

En el mercado voluntario de carbono, cada crédito de compensación equivale a la reducción de una tonelada de dióxido de carbono. Después de desarrollar una iniciativa, los proyectos se certifican para garantizar que se cumplen ciertas normas y que los agentes externos puedan verificar el seguimiento y los informes. 

Algunas certificaciones de renombre que regulan el mercado voluntario de carbono son Gold Standard, Verified Carbon Standard y Climate Action Reserve. Otros organismos certificadores incorporan otros objetivos de desarrollo sostenible en la acreditación de sus compensaciones. VERRA actúa como administradora de una serie de estándares que integran objetivos de desarrollo, entre ellos: 

  • Los Estándares de Clima, Comunidad y Biodiversidad (CCB). 
  • El Estándar de Impacto Verificado para el Desarrollo Sostenible (SD VISTA, por sus siglas en inglés). 
  • El estándar «Gold Standard for the Global Goals» (GS4GG, por sus siglas en inglés). 

Tanto SD VISTA como GS4GG permiten que se comercie con créditos que han hecho valiosas contribuciones a los ODS.  

La falta de un mercado centralizado es lo que diferencia al sector de la compensación voluntaria de carbono. Los propios proyectos son los que venden los créditos o, en el caso de los programas REDD+, suelen ser los gobiernos de países en desarrollo. Los créditos se comercializan directamente a los compradores o a través de un intermediario. La compra de créditos a través de un sistema de certificación reconocido permite agrupar los proyectos por tipo, para que los compradores puedan elegir qué clase de actividades quieren apoyar.  

Al presentar opciones a los compradores, los créditos de carbono, por lo general, se clasifican por tipo de proyecto (por ejemplo, captura de carbono, protección forestal o energía renovable), entidades certificadoras o calidad crediticia. En breve, nos adentraremos en los factores que afectan a esto, pero entre los elementos que pueden influir en el valor se encuentran el año en que se creó o el número de «tokens» disponibles. 

smoke pollution

Precios del carbono en el mercado de cumplimiento de carbono

En el contexto del cumplimiento, la fijación de precios del carbono establece esencialmente los costes derivados de los GEI. Se trata de los costes que paga la ciudadanía cuando se producen sequías, daños materiales por el aumento de tormentas e inundaciones y otros fenómenos que provoca el cambio climático. A diferencia del mercado voluntario, los créditos de carbono generados en el mercado de cumplimiento se negocian al 100 % en bolsa. Sus precios no están influenciados por la metodología del proyecto ni por otros factores que veremos más adelante. 

Los gobiernos esperan que el precio del carbono en el mercado de cumplimiento pueda generar algunos ingresos muy necesarios para sus programas de sostenibilidad. Los presupuestos para las iniciativas medioambientales son notoriamente ajustados, por lo que vincular la reducción de las emisiones de carbono a las empresas comerciales tiene muchas ventajas. 

Por otro lado, las organizaciones pueden utilizar el coste del carbono para evaluar sus operaciones. La fijación del precio del carbono permite a las empresas ver cómo los riesgos cada vez mayores que plantea el cambio climático afectarán a sus resultados y pueden ajustar sus prácticas para reducir su huella de carbono. Los inversores también podrán ver el efecto de las emisiones de carbono en su cartera y cambiar a opciones más ecológicas y sostenibles. 

En teoría, este enfoque hará que la carga financiera de los efectos del cambio climático pase del público en general a las empresas responsables de las emisiones de carbono a gran escala. Los responsables políticos esperan que al promulgar leyes e impuestos que obliguen a las empresas a entrar en el mercado de carbono, estas tengan un incentivo adicional para analizar sus prácticas y reducir las emisiones siempre que sea posible.

¿Qué formas de fijación de precios del carbono existen?

En 2017, 42 países y 25 estados o ciudades habían instaurado regímenes de comercio de carbono. A medida que aumenta la necesidad de una acción climática global, cada vez son más los que se suman, y se está elaborando una gama más amplia de iniciativas de fijación de precios del carbono para apoyar las leyes y reglamentos existentes.

Impuestos sobre el carbono

Los impuestos sobre el carbono se ven con mayor frecuencia en los esfuerzos obligatorios de reducción de las emisiones de carbono. Estos impuestos establecen el precio que las empresas deben pagar por tonelada de sus emisiones totales.

Régimen de comercio de derechos de emisión

Como su nombre indica, el RCDE permite a los participantes negociar créditos de carbono para cumplir con sus derechos de emisión. Pueden adoptar la forma de sistemas de límites máximos y comercio en los que se establecen límites de carbono como los que se utilizan en California. También existen sistemas de comercio de emisiones de referencia y crédito en los que se audita a los emisores y se distribuyen los créditos una vez que se superan sus objetivos de reducción.  

Financiación climática basada en resultados

La financiación climática basada en resultados (RBCF, por sus siglas en inglés) permite retener los pagos hasta que se alcancen los objetivos clave para el programa de mitigación de carbono. Además de reducir las emisiones, estos objetivos suelen estar vinculados a objetivos internacionales de desarrollo, como la reducción de la desigualdad, un mayor acceso a la energía limpia y la mejora de la atención sanitaria en los países en desarrollo.

jet carbon pollution air

¿Qué factores influyen en el precio de un crédito de carbono?

Varios elementos hacen que el coste de los créditos de carbono fluctúe. Entre ellos se incluyen:

Metodología

La metodología se refiere al tipo de proyecto que entrega el crédito de carbono. Desde la silvicultura hasta las energías renovables, las distintas iniciativas tienen diferentes valores debido a los impactos que logran. 

En el pasado, se mostró preocupación por el hecho de que los proyectos de reforestación hayan sumido a las comunidades locales en crisis. Cada vez son más los programas, como las cocinas ecológicas o la captura de carbono, que abordan más de un Objetivo de Desarrollo Sostenible y se consideran más efectivos y menos controvertidos.

Antigüedad 

Al igual que el vino, el año en que se emitió la compensación de carbono puede afectar a su precio. Sin embargo, a diferencia de las mejores cosechas, los créditos más nuevos son más caros en el comercio de carbono. Es probable que esta tendencia se mantenga a medida que los regímenes adquieran mayor claridad y marcos más estrictos.

Volumen de emisión del proyecto

Como cualquier producto, cuanto más limitada sea la edición, mayor será la demanda. Cuantos menos créditos ofrezca un régimen, mayor será su valor.

Estándar de verificación

Hay muchos sistemas diferentes para acreditar las estrategias de compensación de carbono. Los más reconocidos son VERRA, REDD y Global Standard. El precio de tus compensaciones de carbono también dependerá de la categoría de tus créditos. Cuanto más estrictos sean los criterios del régimen, más caras serán las compensaciones de compra.

¿Funciona el comercio de carbono?

Como ya hemos mencionado, la creación de mercados de carbono fue un tema candente en los debates de la COP26 del año pasado. Hipotéticamente, el establecimiento de estos sistemas podría incentivar las tecnologías sostenibles y acelerar la llegada de una economía baja en carbono. 

Sin embargo, no todo el mundo está convencido. Las acusaciones de inexactitud han plagado el mercado de compensación voluntaria y hay controversia sobre si los nuevos esfuerzos deben incluir programas establecidos. Otro punto que genera controversia gira en torno a la adicionalidad. Si los créditos de carbono que se han creado no reducen las emisiones, ¿tienen un valor real? Por ejemplo, si un bosque no está bajo ninguna amenaza real de deforestación, ¿tiene algún mérito apoyarlo en términos de reducción de la huella de carbono?

Todavía hay muchos detalles que discutir largo y tendido antes de que las ideas esbozadas en el artículo 6 puedan convertirse en una realidad generalizada. Por ejemplo, los responsables políticos aún no han decidido si los créditos obtenidos en el marco de un plan piloto inicial deberían transferirse a las nuevas iniciativas o si las normativas eran demasiado débiles para que fueran válidas en el futuro. 

Los participantes también deben hacer frente a la posible trampa del doble cómputo. Si tanto el vendedor como el receptor de los créditos de carbono los registran en relación con sus objetivos de emisiones, esto podría socavar todo el mercado. Muchos de estos puntos controvertidos tardarán en resolverse debido a su naturaleza técnica y los matices políticos implicados. 

Los clientes se dan cada vez más cuenta de qué empresas no se esfuerzan en establecer un futuro más ecológico para su actividad. Si los mercados de carbono no les respaldan informes exhaustivos ni son transparentes, no servirán para disipar el miedo de que permitan a los países y a las empresas enmascarar las prácticas problemáticas y evitar hacer cambios reales para reducir su huella de carbono.

Algunas organizaciones están a la vanguardia y forjando un camino más sostenible. Gracias a su enfoque respetuoso con el medioambiente, estas empresas están ganando clientes para toda la vida mediante la reevaluación de las cadenas de producción y el abandono de los combustibles fósiles para cambiarse a fuentes de energía verde. Después de hacer este duro trabajo, la compensación de carbono puede ayudar a remediar esas últimas emisiones inevitables, y los clientes pueden tener la tranquilidad de que las empresas están poniendo al planeta por encima de las ganancias.  

A pesar de los posibles problemas, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos ha respaldado la fijación del precio del carbono como una herramienta eficaz para reducir las emisiones mundiales. Según la OCDE, por cada aumento de 12 $ en el coste de una tonelada de dióxido de carbono, las emisiones disminuyen un 7 %

El principal problema es que la mayoría de los precios del carbono son, hoy en día, demasiado bajos, y las empresas y gobiernos no están incentivados para comprar los créditos de carbono de mayor precio. Aunque los precios están aumentando, todavía queda camino por recorrer hasta que podamos alcanzar los objetivos climáticos clave y evitar las peores consecuencias del calentamiento global.

¿Quieres saber más?

Estamos muy contentos de que te haya gustado lo que has visto y de que quieras seguir hablando con nosotros. ¿Y sabes qué? ¡A nosotros también nos gustas! Aquí tienes cuatro cosas que puedes hacer a continuación:

  • Solicita una demostración gratuita para ver cómo funciona la plataforma TravelPerk. TravelPerk es la empresa de gestión de viajes de nueva generación que ayuda a miles de empresas a llevar los viajes de negocios a otro nivel. Con herramientas como viajes flexibles, actualizaciones de restricciones de viaje en directo y cálculo de las emisiones de carbono, TravelPerk hace que los viajes de negocios salgan como por arte de magia.
  • Sigue leyendo y aprendiendo sobre todo lo relacionado con los viajes de negocios, la sostenibilidad y el futuro del trabajo en nuestra página de recursos. Navega a través de cientos de publicaciones del blog, opiniones de expertos, libros electrónicos, guías, seminarios web y mucho más.
  • ¡Estate en contacto con TravelPerk en nuestras plataformas sociales! Mantenemos conversaciones en nuestras páginas de LinkedIn, Facebook o Instagram. Síguenos para recibir actualizaciones en directo sobre las nuevas características de los productos, artículos recién publicados en prensa y próximos eventos, entre muchas otras cosas.
  • Consulta nuestra bolsa de trabajo para ver las oportunidades de convertirte en TravelPerker. Nuestro equipo está creciendo y siempre estamos buscando personas con talento para unirse a nosotros.